El concurso para la adjudicación del Nitbus se repetirá.

El Consejo Metropolitano del Área Metropolitana de Barcelona ha decidido suspender el concurso para la adjudicación del Nitbus en el área de Barcelona y el Barcelonès Nord.

La reunión, celebrada el pasado 22 de noviembre, acordó, con los votos favorables de Entesa y el PSC, y la abstención de CiU, PP y la CUP, desistir del procedimiento de contratación del servicio, publicar en el Diario Oficial de la Unión Europea el inicio de un nuevo procedimiento de licitación, y prorrogar el contrato vigente en la empresa actual, Tusgsal, hasta la resolución del nuevo concurso.

El concurso que se ha decidido suspender, y del cual se pueden ver las características técnicas aquí, se celebró hace dos años, en 2014, y la adjudicación se hizo a la empresa ALSA, ya que su oferta se consideró mejor que la de Tusgsal.

Los badaloneses vieron meses después la irregularidad cometida por la AMB y pusieron la maquinaria judicial en marcha para intentar detener el proceso. Esta irregularidad sería el incumplimiento del Reglamento 1370/2007, que obliga a las entidades a publicar los concursos en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) un año antes de la celebración del concurso.

Esta decisión final de suspender el concurso ha sido tomada tomando como referencia dos informes que examinaban el proceso llevado a cabo para ejecutar el concurso. Concretamente, los informes fueron emitidos por la Junta Consultiva de Contratación Administrativa de la Generalidad de Cataluña, y por una empresa externa a la AMB; mencionaban que el proceso de concesión no había sido notificado al DOUE, de tal forma que el concurso podría no tener efectos legales.

La polémica está servida, ya que Alsa pretende recurrir las decisiones tomadas por la AMB. Ahora que el concurso ha quedado suspendido, la multinacional se pondrá manos a la obra para defender sus intereses. Para más inri, el nuevo concurso se podría llegar a adjudicar con los recursos de Alsa sin haber sido resueltos.

Por otra parte, en este polémico concurso ha sonado el nombre de Fermín Casquete. El que fuera director de Tusgsal hasta 2012 fue acusado de apropiarse, presuntamente, de 4,5 millones de euros y de revelar secretos de empresa a los competidores de la empresa badalonesa.

Los próximos pasos, por tanto, serán la convocatoria de un nuevo concurso, y la presentación de nuevas ofertas por parte de las empresas candidatas.

El operador actual del Nitbus de Barcelona y el Barcelonès Nord es la compañía Tusgsal, una empresa de economía social con sede en Badalona que hace 25 años que gestiona este servicio nocturno.

¿Cómo creeis que evolucionará el tema en los próximos meses?