Crece la demanda de los autobuses que llegan al Aeropuerto

Crece el número de usuarios de las líneas del Área Metropolitana de Barcelona que llegan al Aeropuerto. El Aerobús ha crecido un 4,1%, mientras que las líneas metropolitanas también registran un aumento notable.

El Aerobús, el medio preferido por los viajeros para llegar al aeropuerto, ha transportado durante el primer semestre de 2016 un total de 2.703.332 viajeros, lo que supone un aumento del 4,16% respecto al mismo período del año pasado. Cabe destacar que durante el 2015, más de 5,5 millones de viajeros utilizaron el Aerobús, con una tendencia a aumentar. De hecho, el aumento es constante desde 2010, cuando la AMB asumió la gestión del servicio.

El Aerobús lo componen dos líneas (la A1 y la A2), que llegan hasta las terminales T1 y T2 del aeropuerto en un trayecto que dura unos 35 minutos; actualmente la opera la empresa SGMT (Serveis Generals de Mobilitat i Transport), una sociedad participada por Tusgsal y por Transports Ciutat Comtal (TCC).

A119 (2015-10-23 (8353GSL) AEROBUS Cotxera CMP) 3
Autobuses del servicio del Aerobús aparcados en la cochera.

También se observa un crecimiento notable en las líneas metropolitanas, sobre todo en cuanto a las líneas N16 y N17, que paran en el aeropuerto. Estas líneas, que en 2015 transportaron a 913.002 pasajeros, han aumentado un 9% respecto al 2014, donde transportaron 845,025. En este caso, el crecimiento también ha sido constante, y a este crecimiento le ayuda el hecho de que desde hace un tiempo la AMB está reforzando el servicio en ambas líneas, con expediciones directas por la autopista hasta las dos terminales. Buenas cifras, pues, para estas dos líneas, que opera actualmente la empresa Mohn (Baixbus).

También es posible llegar al aeropuerto con las líneas diurnas metropolitanas 46 (TMB; conecta la plaza España de Barcelona con el aeropuerto), L77 (Oliveras; conecta Sant Boi con el aeropuerto), L99 (Mohn; conecta Castelldefels con el aeropuerto) y PR1 (Rosanbus; conecta El Prat con el aeropuerto), cuatro líneas donde también se observa un crecimiento constante.

A todo esto, hay que sumar los usuarios que aportan la línea R2 de Cercanías y la línea L9 del metro, que también llegan al aeropuerto. Sumando las cifras de todos los medios que llegan, nos encontramos con un período de récord en cuanto a usuarios que acceden al aeropuerto en transporte público.