La ÀMB y Tusgsal prueban un bus 100% eléctrico

La Àrea Metropolitana de Barcelona y la empresa Tusgsal están probando estos días un nuevo autobús 100% eléctrico de la empresa Solaris.

Desde ayer, la ÀMB y Tusgsal están probando un nuevo autobús. En concreto, se están haciendo pruebas con el Solaris Urbino E12, un autobús 100% eléctrico y con un nivel de emisiones prácticamente nulas, cedido por la empresa Solaris a la compañía.

El vehículo, que fue galardonado como Autobús del año 2016, circulará por Badalona sin pasaje, para que los técnicos avalúen el comportamiento del vehículo simulando un servicio urbano.

En declaraciones de Josep Maria Bigas, director de Mobilitat i Transport de la ÀMB, «actualmente la mayoría de vehículos son diesel, y lo que queremos es reconvertir esta flota a autobuses de tipo eléctrico; esta transición primero se hace a buses híbridos –que combinan ambos motores, diesel y eléctrico–, y cuando sea posible ir ya directamente a los buses eléctricos«.

Bernardo Fischer, representante de Solaris Bus Ibérica, declara a la ÀMB que «lo primero que el usuario va a percibir es que el vehículo no hace ningún ruido al circular, no tiene tubo de escape y no emite gases«, y añade que «con los buses eléctricos el aire es más limpio«.

Foto: AMB (www.amb.cat)
Foto: AMB (www.amb.cat)

Estas pruebas, que hoy están consisitendo en simular el servicio de la línea B25, se emmarcan en el compromiso de la ÀMB de adquirir, en los próximos años, hasta 450 buses con emisiones bajas o nulas. Un compromiso que pasa por la adquisición de vehículos eléctricos, y que contribuirá a reducir la contaminación atmosférica y a mejorar la calidad del aire de la área metropolitana.

Esta no es la primera vez que se prueban buses 100% eléctricos en el ámbito de la área metropolitana. Hace unos meses, Tusgsal probó el Irizar i2e, un autobús que está dando unos resultados excelentes. Unas pruebas que fueron satisfactorias, ya que actualmente Baixbus dispone de uno de estos autobuses, que circula en las líneas del Nitbus.