TMB

La Nova Xarxa de Bus de TMB inicia la seva recta final

Miki Eric Redondo

Barcelona
13 de novembre de 2017
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this pageShare on LinkedIn

Hoy se ha estrenado la quinta y última fase de la Nova Xarxa de Bus de Barcelona. Esta remodelación de la red de autobuses de la ciudad condal, iniciada en octubre de 2012, como un proyecto que redefinía la Retbus, inicia su recta final. Ha sido un proceso largo, que ha conllevado varias etapas que la han redefinido y corregido. Ahora se inicia la primera subfase de la recta final de esta nueva red de Buses de Barcelona.

La Nova Xarxa de Bus se basa en los cimientos de un proyecto llamado Retbus o Red Ortogonal, basado en la creación de líneas rápidas y de recorridos directos, que simplifique la comprensión del usuario de a pie. Heredera de la misma, la Nova Xarxa de Bus define una red Ortogonal basada en 28 líneas, divididas en horizontales, verticales y diagonales, que recorren la ciudad de punta a punta, cada una ubicada en su “corredor natural”, o eje definitorio. En cada cruce de estas nuevas líneas se creará el llamado Área de Intercambio, al estilo de los trasbordos de Metro, pero en calle, con señalización en las paradas y en el suelo, para facilitar al usuario el trasbordo entre líneas.

La Nova Xarxa, a su vez, implica actuaciones en el área urbana de la ciudad, desde carriles bus exclusivos para facilitar la velocidad comercial de los vehículos, hasta prioridad semafórica y semáforos específicos en los cruces complicados, que den paso a un bus para hacer un giro o atravesar un  área de gran dificultad de tránsito. Asimismo, se habilitarán paradas con marquesina, con información actualizada, señalización y panel electrónico con las próximas llegadas de cada línea. Igualmente en su inicio, las nuevas líneas vendrían señalizadas en los costados de los autobuses con vinilos específicos en rojo y blanco de la Nova Xarxa. Todas estas actuaciones, se han ido llevando a cabo paulatinamente en la medida de lo posible, en la mayoría de zonas y paradas que iban recorriendo las nuevas líneas.

El diseño final de las mismas consiste en que son líneas que discurren de la forma más recta posible, también adaptando y readaptando la ortogonalidad a las necesidades del tránsito y del usuario. Dichas líneas son más rápidas que las líneas convencionales, tienen menos paradas (herencia del proyecto RetBus) y sobre ellas se han realizado maniobras para cubrir tanto el avance de un turno a su predecesor que por causas de congestión vaya retrasado, como la cobertura de un “forat” o agujero en un tramo de línea en el que hay una distancia muy grande sin cubrir. Para lo primero, en un punto determinado un bus circula con pasajeros pero “fuera de servicio”, por lo que no coge viajeros, y tan sólo deja a los que soliciten parada, así avanza el coche más rápido, hasta que el conductor reciba la orden de volver a coger pasaje. Para lo último, coches sin servicio se mandaban al punto que se necesitara de forma inmediata y directa, comenzando allí su recorrido e incorporándose al “carrusel” de la línea a la que pertenezcan.

Actualmente, cualquier línea puede circular en coches con vinilos específicos de la Nova Xarxa, ya que su progresiva implantación ha sido suficientemente visible para el ciudadano para que conozca la nueva Red y sepa diferenciarla de la red convencional, por lo que ya no es necesario que los buses que cubran las líneas NXB tengan que diferenciarse del resto.

Resultados de la IV Fase

A comienzos de 2017 contábamos con 4 fases implantadas, y 16 líneas en servicio. La red convencional ya tenía 56 líneas en activo, y 24 líneas de Proximidad, o “Bus de Barrio”. Asimismo, la red contaba con 172 kilómetros de carril bus repartidos por toda la ciudad.

Las nuevas líneas, o líneas NXB llegaron a verano de 2016 con el siguiente balance:

  • En líneas horizontales, las de mayor demanda han sido la veterana H6, la nueva H4, recientemente implantada y el H8. Las tres superan los 27 mil, viajeros anuales. En la cola de demanda de horizontales está el H14.
  • En lo que respecta a las líneas verticales, con menor porcentaje de viajeros, lidera la costera V15, seguida de las V3 y V21. Ambas se sitúan entre los 21 mil y los 16 mil viajeros anuales. En la cola de las verticales, se sitúa la V11, con algo más de diez mil usuarios anuales.
  • Finalmente, la veterana D20, única línea Diagonal en servicio hasta el momento, se sitúa en torno a los 20 mil viajeros anuales.

En total, las 16 líneas suman más de 300 mil viajeros al año. La demanda actual se sitúa en un 43% y la oferta actual en un 36%. La estimación una vez implantada la red del total de 28 líneas, sitúa el porcentaje de demanda en un 60% y la oferta en un 52%, de toda la red de autobuses de Barcelona.

La V Fase y su proceso organizativo

La última fase se inicia en 2016, presentando una idea inicial en la que las 11 líneas restantes que faltaban, se implantaran todas a la vez, realizando múltiples tareas de mejora. La novedad en esta última fase era la implantación en calle de carril bus y carril bici simultáneamente, adecuando para ello las vías necesarias y reordenando y organizando el tránsito rodado de la ciudad. Tras una primera propuesta inicial en mayo de 2016, en la que se redefinían todas las líneas, y un dossier del pacto de Movilidad de julio de 2016, se definió el proceso organizativo de la V fase.

En primer lugar, se dividió la implantación de líneas en dos subfases, de 5 líneas la primera y de las siete restantes la segunda, ya que se añadió una línea adicional, de nueva creación, suprimiéndose la inicial D30 por la Diagonal.

En segundo lugar, el proceso iría precedido de sesiones de delegados de TMB con los regidores de cada distrito en sesiones informativas de asistencia gratuita a los usuarios, en las que se explicarían los cambios generales y específicos de cada distrito, en una primera parte de la sesión, siendo la segunda de propuestas, análisis y sugerencias en mesas de trabajo. Para ello diversos técnicos portarían planos con las nuevas líneas y sus recorridos en cada distrito, y sobre ellos se estudiarían las propuestas, se explicarían el por qué de las mismas y se atenderían las sugerencias y objeciones que los usuarios pudieran alegar.

En tercer lugar, se sacarían actas de cada sesión, con todos los puntos reflejados de las mismas, y sobre ellos, se elaboraría en abril de 2017 un informe final.

En cuarto lugar, se harían las actuaciones pertinentes en las calles, para adecuar la red a las necesidades del momento, y poder implantar cada subfase de la fase final de la Nova Xarxa.

Finalmente, se pondría en marcha cada fase, yendo precedida de la instalación de paradas, carriles bus y carriles bici donde procediera, y como las restantes fases, colocar en las paradas la figura de informadores que den a conocer los cambios que se avecinan unos días antes de la puesta en marcha de cada subfase. Asimismo, se entregarían folletos informativos con las nuevas líneas, y se explicarían las líneas que desaparecen, o se adaptan a la nueva red.

Las fechas previstas para estas etapas fueron de principios de 2017 para el punto 2, entre abril y mayo de 2017 para el punto 3, verano de 2017 y los siete primeros meses de 2018 para el punto 4 y noviembre de 2017 y septiembre de 2018 para el punto 5.

Las subfases de la Quinta Fase

Recientemente hemos sabido que al eliminar una línea de la fase V.1 y quedar ocho para septiembre de 2018, se han dividido en dos subfases, la V.2 y la V.3, que tendrán lugar en primavera de 2018 la subfase 2 y septiembre del mismo año, la última subfase.

La Subfase V.1, que se implantará el próximo 13 de noviembre, quedó definida ya en mayo de 2017 en el informe final, siendo a finales de septiembre cuando aparecieron los primeros planos de recorridos de las cuatro líneas. A lo largo de octubre, han surgido diversos dossieres y planos de las cuatro nuevas líneas a implantar, V5, V29, V31 y D40. Finalmente a principios de noviembre se han instalado las paradas necesarias y han empezado a trabajar informadores en diversos puntos de la red, a la vez que se han repartido folletos en los autobuses y se han colocado avisos en las paradas con todas las líneas que afecten a una parada determinada.

Como ya he mencionado, recientemente hemos sabido que para primavera de 2018, habrá una segunda subfase, en la que aún están por definir cuántas de las ocho líneas restantes entrarán en funcionamiento y qué cambios en la red actual implicarán.

Finalmente en septiembre-octubre de 2018, entrará en funcionamiento la tercera y última subfase de Nova Xarxa de Bus, que dejará la red total en 26 líneas de Bus de Barri, 42 líneas convencionales, divididas en 27 urbanas y 15 interurbanas, y 28 líneas de Nueva Red de Bus, sumando un total de 96 líneas de autobús en Barcelona servidas por TMB.

La Subfase V.1

El 13 de noviembre, entrará en servicio la primera subfase de la fase final de implantación de la Nova Xarxa de Bus. En esta primera subfase, entran en servicio 4 nuevas líneas, que en sí mismas eliminan cinco líneas convencionales, modifican una línea convencional, y por peticiones vecinales, crean dos nuevas líneas de barri o proximidad. Asimismo, modifican el recorrido de una línea NXB ya existente. La fase se complementa con la eliminación de dos líneas más de red convencional, modificación de seis líneas convencionales más y modificación también de dos líneas existentes NXB.

El objetivo de la NXB es crear una movilidad en Barcelona más segura, sostenible, equitativa y eficiente.

Las mejoras de la red se centran en un incremento de la red, disminuciónj de tiempos de espera en las paradas gracias al aumento de frecuencias, y incremento de la velocidad comercial, gracias a los carriles bus.

La creación de carriles bus, se complementa conjuntamente con la creación de carriles bici, por lo que la actuación se hace en paralelo en aquellos puntos donde se precisen crear ambas. Dicho carril bici se creará a la izquierda de la circulación de tránsito rodado o en medio de los viales. Esto deja espacio para el carril bus a la derecha de la calle. También se hará prioridad semafórica en los cruces controvertidos, y maniobras como implantación de señales visuales de tiempo para cruzar la calle para peatones, y coordinación semafórica cuando haya un bus cerca.

El carril bus será carril multiusos, compartido de bus y taxi, zona de carga y descarga horaria y carril bus doble, para una línea que vaya recta y otra que tenga que girar. También se segregan los carriles bus, y se mejora la señalización visual fija no electrónica.

Asimismo, se instalarán paradas dobles en puntos de mayor tránsito de líneas o viajeros, y se optimizan los trasbordos por medio de las áreas d’intercanvi.

La implantación de las cuatro nuevas líneas deja la red actual de Nova Xarxa en 7 líneas horizontales, 11 verticales y dos diagonales.

Atendiendo a las nuevas líneas, tres son herederas de fusiones o ampliaciones de líneas convencionales existentes y una es una línea de nueva creación, que no tiene ninguna referencia anterior, si bien parte del recorrido coge tramos de un bus de barri.

Línea D40: Pl. Espanya – Via Favència

La línea D40, única diagonal que entra en esta subfase en funcionamiento, conecta los distritos de Eixample, Sarrià, Gràcia, Horta y Nou Barris. Tiene como principal línea de referencia la convencional 32, que desaparece, y la convencional 27, que reubica su terminal en Sants en lugar de la Plaza de Espanya. Su recorrido va desde Plaza de Espanya hasta Vía Favència (en origen Roquetes), y circulará con buses articulados, motivo por el cual no subirá hasta el corazón de Roquetes, finalizando en el vecino barrio de Canyelles. Desde Plaza Espanya, subirá a Sants, Joseph Tarradellas, Travessera de Grácia, llegará a Lesseps para seguir Verge de Montserrat y llegar hasta Maragall, Virrey Amat, Llucmajor y subir por Artesanía, en la zona baja de Roquetes hasta la Vía Favéncia, donde girará para buscar el final en Canyelles (Ronda Guineueta Vella). Comparte recorrido con la actual 32 hasta la Vía Favéncia, siendo el recorrido restante de la 32 absorbido por una vertical, como veremos. Conecta con la red de Metro (4 líneas), RENFE en Sants, el Tranvía de Barcelona y los Ferrocarriles Catalanes. Circulará con vehículos articulados de mayor capacidad, y circula a 7 minutos en el tramo de mayor demanda en laborables, 12 minutos los sábados y 16 minutos los festivos.

Línea V5: Mare de Déu del Port – Pedralbes

La línea V5, que discurre por los distritos de Sants y Les Corts, conecta Pedralbes con el Barrio de La Marina, en Montjuïc. Atraviesa la Diagonal por Pius XII y María Cristina, baja al Metro Les Corts, y entra en Sants por Plaça del Centre y Comtes de Bel- Lloc. Corta la carretera de Collblanc por Plaça de Sants, y baja por Hostafrancs a Las Campana, para una vez cruzada la Gran Vía, bajar al barrio de La Marina por su eje principal, Mare de Déu del Port. Conecta con la red tranviaria de Barcelona, el Metro (3 líneas), la RENFE en Sants y los Ferrocarriles Catalanes. No tiene ninguna línea de referencia, si bien discurre por parte de los trazados de las líneas de Barri 91 y 115. Circulará en el tramo de mayor demanda cada 8 minutos los días laborables, 13 minutos los sábados y 14 los festivos. Circula con vehículos estándar.

Línea V29: Diagonal Mar – Roquetes

La línea V29, tiene como principal línea de referencia la convencional 26, que desaparece, y la parte de la convencional 32 en el distrito de Nou Barris. Conecta el barrio de Roquetes (centro) con Diagonal Mar y la Playa de Llevant de Barcelona, siendo la primera línea fuera del Paseo Marítimo verdaderamente costera que llega hasta el punto más próximo a las playas, la Ronda Litoral. Atraviesa los distritos de Nou Barris, Sant Andreu y Sant Martí. Desde el centro de Roquetes, baja directa a Llucmajor, eliminando la vuelta que en ambas direcciones hacía la convencional 32, cruza Virrey Amat y desde aquí toma como referencia a la convencional 26, mejorando su recorrido y haciéndolo más directo. Elimina el paso por Onze de Setembre y el Parc de la Pegaso, yendo por la Meridiana, para conectar con Fabra i Puig y La Sagrera, de forma más directa al Pont de treball, para acercarse al centro histórico de Sant Martí por Selva de Mar y Cantábria/Joseph Plá, baja hasta la Platja de Llevant y sube hasta el lateral del centro comercial Diagonal Mar. Conecta con la RENFE en La Sagrera y Sant Andreu Arenal, con la red de Metro (8 líneas) y con la red tranviaria de Barcelona.

Circulará con vehículos estándar, y las frecuencias en las franjas de mayor demanda son de 8 minutos en laborables, 11 minutos en sábados y 16 minutos en festivos.

Esta línea realmente se puede interpretar como una nueva creación, ya que conecta el barrio de Roquetes con puntos estratégicos de la ciudad que nunca había tenido Nou Barris: accesibilidad desde Roquetes a estaciones de RENFE en poco tiempo, conexión con el barrio de Sant Martí y la línea 2 de metro, algo impensable de forma directa a día de hoy desde Roquetes (y acceso por dicha línea 2 al Maresme, también inaccesible a Nou Barris en general), y conexión con el Poblenou y la zona sur de la Línea 4 de Metro sin tener que depender de dicha línea con su sinuoso recorrido en espiral. Esta línea V29 se ha pensado con el recorrido más directo posible y pocas paradas para una mayor rapidez y eficacia en todo su recorrido en general, y con la zona sur del Poblenou en particular. La idea es heredera de su vecina, la V27, que eliminó en su momento muchas paradas para permitir entre Sant Martí y Nou Barris una conexión más directa en el menor tiempo posible.

V31: Mar Bella – Trinitat Vella

Finalmente, la V31, la tercera de las líneas verticales que entran en funcionamiento en esta subfase, conecta Trinitat Vella con Mar Bella. Es la segunda línea que llega hasta la playa, fuera del Paseo Marítimo, y tiene como referencia principal las líneas 40 y 36, que desaparecen. Conecta los distritos de Sant Andreu y Sant Martí de forma directa. Desde Trinitat Vella, siguiendo el recorrido de la 40, baja hasta Torras i Bages y Sant Andreu Centro, cruza el barrio del Onze de Setembre, y debido a las obras de Sant Andreu en el trazado ferroviario de RENFE, provisionalmente irá al Pont del Treball para llegar a Sant Martí, bordear el Triángulo Ferroviario para dar servicio a las cocheras y bajar al Fórum de Barcelona por Rambla de Prim, siguiendo el recorrido del actual 36, girando luego por Diagonal Mar a Selva de Mar por Pujades, hasta Espronceda y Bac de Roda, ejes del V27, donde conectará con dicha vertical para acercarse al Paseo Marítimo. La V31 bajará por dichos ejes hasta la playa de la Mar Bella, en la Ronda, donde tendrá su final. Conecta con la red de Metro (5 líneas), la RENFE en Sant Andreu Comtal y la red tranviaria de Barcelona. Circulará en su franja central a 8 minutos en laborables, 12 en sábados y 16 en festivos. Llevará coches stándard. También esta línea es una nueva creación que se basa en dos tramos de líneas existentes, para conectar Sant Andreu con Sant Martí de forma inmediata, y acercar a los vecinos hasta la playa de Mar Bella (barrio de Poblenou centro) y al tramo sur de línea 4, hoy en día también inconexo con los barrios altos del distrito de Sant Andreu. Del mismo modo conecta de forma más directa con el Maresme a traves de la línea 2 de Metro y con el Centro Comercial Diagonal Mar, si bien en el caso del Maresme, el barrio de Sant andreu disfruta de una conexión con RENFE a través del eje Sant Andreu Comtal-Clot Aragó, algo de lo que Roquetes no tiene, ya que las pésimas conexiones actuales de bus y metro con Torre de Baró y La Sagrera-Merdiana dificultan este acceso, que resuelve el V29.

Cambios en líneas convencionales

Respecto a los cambios en las líneas convencionales, desaparecen las líneas 26, 36, 40 y 32, sustituidas por líneas NXB, la línea 20, que motiva la creación de una línea de barri, la 37, que motiva la prolongación de una línea convencional y la 57, que tiene redundancia con el TRAM y el Metro.

La creación de la V5 modifica el trazado del bus de barri 13. La D40 acorta el recorrido de la 27 a Plaza de Espanya. La modificación de líneas en Poblenou suprime el trazado de la 42 entre el Barrio del Besós y Plaza de Catalunya (en su inicio, la V33 acortaba a la 42 entre Plaza de Catalunya y Arc de Sant Martí, pero ahora eliminan este tramo, dejando el restante, que con la implantación de la futura V33 eliminará totalmente la línea). La eliminación del 37 supone ampliar la línea 109 entre Sants y el Hospital Clínico, y acorta la 68 a dicho punto, eliminando su recorrido restante hasta Plaza de Catalunya, que quedará cubierto por la línea 67. Finalmente la V5 y la existencia de líneas NXB en el triángulo Plaça de Espanya- Plaza de Catalunya- Drassanes, elimina al bus de barri 91 por este tramo. En su inicio la línea entera desaparecía, pero por petición vecinal se mantiene entre La Bordeta y el barrio de Sant Antoni. Asimismo, a petición vecinal, la eliminación del 36 comporta la creación del bus de barri 136, que hará el mismo recorrido entre el Triángulo Ferroviario y el Hospital del Mar.

Finalmente, se modifican los recorridos del H6, motivado por la creación del D40 (el H6 pasará a circular en ambas direcciones por Ronda Guinardó), para dar servicio directo al Hospital de Sant Pau, el H14, que subirá un eje y pasa a circular por Tánger y Pere IV en la zona del Poblenou, y seguir directo por Cristóbal de Moura a su recorrido en el cruce de Sant Ramón de Peñafort, y finalmente el H16 sentido Zona Franca baja tres manzanas, para circular por Calle Manso y dar servicio al CAP de Manso.

Por último, el H16 prolonga su recorrido para acercarse al Campus Diagonal Besós, con tres nuevas paradas y elimina la terminal de Diagonal Mar en la Avenida Diagonal. En un futuro se acercará más al campus.

Estas son algunas de las líneas suprimidas o modificadas:

Creación de nuevas líneas convencionales

Las nuevas líneas de Barri, son la 136, entre el Triángulo ferroviario y el Hospital del Mar siguiendo el recorrido del 36, que desaparece, y la otra nueva línea, es la 191, que sustituye al 20. Conecta el Congrés con el Hospital de Sant Pau, circulando por Sant Antoni María Claret y Industria como el antiguo 20 hasta el recinto sanitari Sant Pau, y desde aquí sube al nuevo hospital, para finalizar allí su recorrido. Dará servicio al barrio del Congrés. El 136 circulará cada 30 minutos en laborables y cada 45 minutos los fines de semana. El 191 circulará cada 16 minutos en laborables y cada 30 los fines de semana.

Leave a Reply

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *